Connect with us

Lactancia materna

La culpa por no amamantar

Deja de pensar en tu culpa. Esta es una emoción negativa y pensar en ella solo empeorará la situación

Published

on

no amamantar

Si eres mamá, es posible que hayas experimentado el sentimiento de culpa de no amamantar alguna vez. Desde consejos no solicitados (gracias, pero no gracias, señora desconocida en el supermercado) hasta el bombardeo de fotos “perfectas” en redes sociales, la culpa se infiltra en muchas facetas de tu vida.

Y cuando se trata de la imposibilidad de establecer o mantener la lactancia, la culpa de mamá llega sin ser invitada. Si has sentido culpa por no dar pecho, no eres la única. De hecho, un nuevo estudio global de la marca de alimentación infantil Tommee Tippee reveló que un tercio de las madres se sentían avergonzadas al cambiar de la leche materna a la fórmula.

Eso no es sorprendente, ya que más de la mitad de las mamás experimentaron problemas de salud mental debido a la lactancia. Además, el 46% cree que el dicho “el pecho es lo mejor” hace que las mujeres se sientan mal si no pueden amamantar, y el 42% dice que esta afirmación ejerce presión sobre las mujeres.

Papá también amamanta

Si por algún motivo tú no puedes o no quieres amamantar y eso te hace sentir mal, a continuación te damos algunas recomendaciones para lidiar con la culpa de la lactancia.

1. Deja de pensar en tu culpa. Esta es una emoción negativa y pensar en ella solo empeorará la situación. Sentirse culpable afectará tu capacidad para vincularte con tu pequeño. Cuando estamos preocupadas por el estrés y la impotencia, el cerebro ya no funciona con claridad y no puede responder a la situación actual de manera adecuada. Ten en cuenta que tu bebé necesita amor y atención sin fin a esta tierna edad, ¡lo estés amamantado o no!

2. Recuerda que eres maravillosa. No poder amamantar no te convierte en un fracaso. Y no dice nada de que si eres una buena o mala madre. El solo hecho de que te preocupes por querer hacer lo mejor para tu hijo demuestra lo increíble que eres como mamá.

3. Interactúa con tu pequeño. Mientras lo alimentas con biberón para satisfacer sus necesidades nutricionales, acurrúcalo, ríete y juegua con él.

4. Si la barriga de tu bebé está llena, eres una gran mamá. Los mejores bebés son bebés alimentados; no importa si se les amamanta o se les alimenta con biberón.

5. Consuélate y enorgullécete… en saber que muchos bebés a los que solo le dan pecho no llegan a tener la piel y los latidos del corazón de su papá tan cerca tan a menudo. Y muchas mamás que amamantan no tienen la libertad de ir a donde quieran, cuando quieran, o de dormir lo que tú puedes al brindarle una o dos tomas nocturnas.

6. Enfócate en la meta. ¿Cuál es tu objetivo final con la lactancia materna? Sí, se entiende que quieras los beneficios para la salud, ahorrar dinero y establecer un vínculo con su bebé. Pero en una perspectiva más amplia, tu objetivo final probablemente se parezca a esto: criar a tu bebé de la mejor manera que sabes.

7. Lo que otros piensan no tiene por qué definirte. No permitas que lo que pueda percibirse como el juicio de los demás afecte negativamente tu disfrute y apego. A los familiares y amigos a los que quieras informarles, hazles saber el motivo de la alimentación con fórmula y prepárate para sus consejos no solicitados sobre “amamantar es lo mejor”. Pero recuerda, no tienes que explicárselo a todo el mundo, solo a los que quieras y te importan.

Mamá. Journalist. Radio & TV Host. CEO @clubdemadresve 2015. Creativity & Strategy. Blogger. Youtube Club de Madres Tv

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NEWSLETTER

* indicates required

Lens Plaza

lens plaza

Phasil

phasil_logo

Racing Tire

racing tire

top mother

maternidad creativa

La Cuesta

pinturas la cuesta

Viticos Restaurante

viticos

Carolina Troconis

King camaron

king camaron

gineco amarte

albazete

albazete

BazarTOP

Bazartop

johana vega odontologa

johana vega

club de madres tv

Trending