Connect with us

Niños 

El alto precio de convertir a los niños en influencers

Published

on

niños influencers

En la era digital, donde las redes sociales y los vloggers se han convertido en una parte integral de nuestras vidas, una problemática crece en las sombras de los contenidos aparentemente felices: la explotación de los niños influencers.

La entrevista titulada «¿Cuál es el precio de una infancia convertida en contenido?», realizada por la revista Cosmopolitan EU a Vanessa, una ex niña influencer, así como a diversas familias que viven de crear contenido en redes sociales, explora el mundo de los influencers infantiles y las complejidades que rodean a este negocio inusual y a menudo no regulado.

La vida de un niño influencer

El artículo te presenta el relato de Vanessa, nombre que le decidieron poner para cuidar su identidad a una ex niña influencer, cuya infancia estuvo marcada por el trabajo constante en el blog y las redes sociales de su madre.

Vanessa relata cómo, siendo hija de una reconocida mamá bloguera durante la década de 2010, su infancia y adolescencia transcurrieron entre cámaras, edición de videos y acuerdos con marcas de renombre como Disney. A pesar de su contribución al sustento familiar a través del blog y las redes sociales, Vanessa descubrió al cumplir 18 años que no había recibido compensación alguna por su trabajo.

Esta situación, lejos de ser aislada, refleja una realidad extendida en un sector donde los menores frecuentemente carecen de protección legal y financiera. En Estados Unidos, solo Illinois ha legislado a favor de los derechos económicos de los niños influencers, dejando en evidencia la falta de regulación a nivel nacional en una industria valorada en 21 mil millones de dólares en 2023.

Te puede interesar: ¿Ser una mamá influencer es realmente un negocio?

¿Cómo afecta a un niño no tener privacidad?

La presión de mantener una imagen perfecta y la constante demanda de contenido generaban en Vanessa una carga emocional y psicológica devastadora. La línea entre lo personal y lo profesional se desdibujaba, transformando la relación madre-hija en una dinámica de empleador-empleado.

“Ser una niña influencer convirtió mi relación con mi mamá más en una relación de empleador-empleado que en una de madre-hija.»

Este caso resalta un tema fundamental dentro del fenómeno de los niños influyentes: la transformación de la infancia en un producto comercializable y la violación de los derechos de los menores en nombre del entretenimiento y el beneficio económico.

¿Hay un punto medio?

Algunas familias de influencers, como la de Garrett Gee y Adrea Garza, intentan compensar a sus hijos por su participación en el contenido que generan, modelando sus prácticas en legislaciones existentes que protegen a los actores infantiles o asegurando que una parte de los ingresos se destine a cuentas bancarias personales para el futuro de los menores, ya sea para pagar su educación universitaria o para perseguir sus pasiones en la industria del entretenimiento. Sin embargo, estas iniciativas son decisiones individuales y no soluciones sistemáticas a un problema de alcance global.

La transición de Grant Khanbalinov, quien decidió retirar a sus hijos del ojo público, evidencia la complejidad de la situación. La decisión llevó a una pérdida significativa de ingresos y colaboraciones, lo que sugiere que la presencia de los menores en el contenido es un factor crucial para el éxito y la rentabilidad en este ámbito. Este caso plantea interrogantes éticos sobre el rol de las marcas y su demanda de involucrar a niños en la promoción de productos y servicios.

Una regulación necesaria

A pesar de los desafíos, ha habido un movimiento hacia la regulación y la protección de los niños influencers. La Ley Coogan en California y la reciente legislación en Illinois, están dando pasos hacia la protección de los niños influencers, las cuales buscan garantizar que los niños tengan derechos legales a una parte de las ganancias y proteger su privacidad en línea.

Aunque por el momento la nueva ley se encuentra rezagada frente a los apresurados cambios culturales y tecnológicos que han permitido el auge de los influencers. La creciente atención sobre la protección de los menores en este contexto podría señalar un cambio positivo.

La introducción de proyectos de ley en varios estados de Estados Unidos durante 2023 y 2024 representa un avance hacia una regulación más justa y segura para los niños influencers, abordando no solo aspectos económicos sino también la privacidad y el bienestar de los menores involucrados.

Activistas como Cam Barrett han jugado un papel crucial al abogar por los derechos de los niños influencers y generar conciencia sobre los impactos negativos de la sobreexposición en línea durante la infancia.

El precio de una infancia convertida en contenido va más allá del dinero. Para muchos niños influencers, la pérdida de una infancia normal y la exposición a la presión y la crítica constantes son consecuencias significativas de su participación en el mundo digital. Si bien la regulación puede proporcionar cierta protección, es importante que los padres y la sociedad en su conjunto reflexionen sobre las implicaciones éticas y emocionales de convertir la infancia en un negocio. Solo así podemos garantizar un entorno seguro y saludable para los niños en el mundo en línea en constante evolución.

Mamá. Journalist. Radio & TV Host. CEO @clubdemadresve 2015. Creativity & Strategy. Blogger. Youtube Club de Madres Tv

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NEWSLETTER

* indicates required

Alkosto

Phoenix

Podcast Club d Madres Tv

Encuéntrame en Nas.io

club de madres en nas.io

Doctor Clemente Castejón

Doctor Clemente Castejón

Metrosol

Carolina Troconis

FARMATODO

Baked at Day

BROCHART

Sra. Balloons

EL RECREO

AMERICARGO

Trending

Copyright © 2022 Maternidad Creativa by Dorania Padrón I Website desarrollado por Convictorius